Un fisicoculturista terminó en prisión luego de que golpeara y apuñalara brutalmente a su ahora ex novia.

El agresor, quien fue identificado como Paul Bashi, de 35 años de edad, fue arrestado por las autoridades del condado de Macomb en Michigan, Estados Unidos.

Los terribles hechos ocurrieron el agosto pasado en una casa que Bashi rentaba en el estado de Washington.

Gracias a que una cámara de seguridad captaron el ataque, ahora el responsable se encuentra tras las rejas.

La ex pareja del fisicoculturista, una chica de 22 años llamada Kristina Perry, estuvo a punto de morir luego de que él la pateara en más de 100 ocasiones.

Además, la joven recibió varias puñaladas, motivo por el cual pasó algunos días en coma.

Cuando el responsable se enfrentó a un juicio por sus acciones, todavía tuvo el descaro de pedir que la parte acusadora retirara los cargos.

No obstante, las autoridades correspondientes negaron la solicitud.

Actualmente, el agresor se encuentra en una prisión, mientras intenta conseguir los 5 millones de dólares que le piden como fianza.